Esta semana han finalizado los trabajos de limpieza intensiva del Puente de los Peligros, realizados con el objetivo de que ofrezca un mejor aspecto para vecinos y visitantes y evitar el deterioro de la estructura.

Para ello, un equipo especializado en trabajos en altura ha eliminado las especies vegetales que habían surgido y estaban adheridas a la piedra. Asimismo, la estructura se ha tratado con aceites especiales para que no vuelvan a crecer.

En este sentido, cabe recordar que en las últimas semanas también ha concluido la intervención para la rehabilitación de una farola y su basamento en el Puente de los Peligros.

La farola central-oeste, que se encontraba anclada sobre un basamento de piedra natural, presentaba un grado de desplome que hacía temer por la integridad del elemento y suponía un peligro para peatones y conductores.

La actuación de reparación ha sido acometida en colaboración y de forma simultánea tanto por el servicio de alumbrado público como por el de mantenimiento de vía pública. Mientas el primero de ellos se ha encargado de la restauración de la farola, dotándola de un nuevo anclaje que permitiese su desmontaje en caso de necesidad (algo que con anterioridad no era posible), el segundo equipo se ha ocupado de la obra civil necesaria para la restauración del basamento.

De esta forma, se ha aplomado y nivelado el basamento de piedra y se ha sustituido la cornisa de coronación. También se han colocado los nuevos elementos metálicos para el anclaje de la farola y se ha canalizado interiormente la instalación eléctrica de tal forma que no resulte visible sobre la barandilla del puente.

No hay comentarios

Dejar respuesta