Cinco patrullas de Policía Local han disuelto la pasada noche una fiesta en la vía pública con más de 200 personas en el barrio del Espíritu Santo, situado en la pedanía murciana de Espinardo. Los agentes informaron al organizador de que no están permitidas estas concentraciones, el cual accedió a disolver la reunión.

Tras permanecer en la zona 30 minutos, los agentes comprobaron que se desalojó la vía, se interrumpió la música y se recogieron los restos de envases. Previamente Policía Local solicitó colaboración a Policía Nacional que denegaron la asistencia al no disponer de unidades.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA