Foto Juan Carlos caval
Foto Juan Carlos caval

Juan Vivancos. Cronista correspondiente de Cabezo de Torres.

Desde hace muchos años dedica Juan Vivancos su vida a investigar la historia y las tradiciones murcianas, sobre todo aquellas referidas a su pedanía natal, Cabezo de Torres, donde fue nombrado cronista. Y ahora ofrece a sus vecinos una nueva obra que, ya desde el título, adelanta su contenido. Se trata del libro denominado ‘Cabezo, una localidad que tiene de todo para todos’ y que incluye, además de pinceladas históricas, las biografías de diversos personajes ilustres y también, como adelanta el autor, «las actividades y acontecimientos más importantes que tienen lugar en la actualidad».

-¿Por qué decidió escribir esta nueva obra?

-En ‘Cabezo, una localidad que tiene de todo para todos’ se recogen diversos artículos sobre la historia de nuestro pueblo, así como biografías de personajes ilustres y también las actividades y acontecimientos más importantes que tienen lugar en la actualidad. Así intentamos que con el paso del tiempo no mueran en el olvido.

-‘De mí p’a ti y p’a que no s’olvide’, ‘El Duende de las Letras’, ‘Desde la ventana’, ‘Nuevo caso de violencia de género y otros relatos’, ‘Historias de nuestro fútbol’, ‘2006 Crónicas de un año extraordinario’, ‘Nuestra Señora de las Lágrimas’ y ‘Cosas de nuestro pueblo’.

-¿Qué lugar ocupa Cabezo de Torres en el municipio a través de la historia?

-Cabezo de Torres, como todas y cada una de las demás pedanías, aporta una parte muy importante a nuestro patrimonio histórico y cultural. Tal vez el hecho más relevante fue el milagro de Nuestra Señora de las Lágrimas, inicio de la gran devoción murciana a la Virgen de los Dolores.

Acaba de recibir un destacado galardón, ¿de qué se trata?

-Es un prestigioso galardón internacional, el Premio a la Trayectoria 2016, concedido en Milán (Italia) por la Sociedad de Escritores Latinoamericanos y Europeos (Selae) en reconocimiento a mi labor de escritor y cronista de Cabezo de Torres. Es una gran alegría que deseo compartir con todos los cabezotorrenses.

-¿Qué supone recibir un premio de este tipo?

-Los premios y distinciones suponen no solo el reconocimiento al trabajo realizado, sino que nos proporcionan la energía e ilusión necesarias para continuar con nuestra labor, especialmente en los momentos difíciles. Al aceptarlos adquirimos nuevos compromisos.

¿Habría que impulsar más el conocimiento de la historia de nuestro municipio?

-Murcia tiene una historia extraordinariamente importante que, por desgracia, apenas es conocida por los murcianos. Y casi desconocida por el resto del mundo. Por ejemplo, es lamentable el expolio y abandono que sufre desde hace años nuestro patrimonio histórico y cultural. La verdad es que hay mucho, pero mucho que hacer y todos debemos colaborar en la medida de nuestras posibilidades.

¿Qué otros proyectos lleva usted entre manos?

-Entre otras cosas, ahora estoy muy ilusionado con un libro en homenaje al misionero salesiano Alberto Serrano Cotoré, quien estuvo diez años en Cabezo de Torres, donde dejó una huella indeleble antes de marchar de misionero a Mali.

-¿Qué es lo que más le gusta de Murcia y qué lo menos?

-Murcia es mi cuna y mi hogar, así que disfruto con nuestras fiestas y tradiciones. Destacaría el carácter alegre, laborioso y generoso de los murcianos. Creo que tenemos un gran patrimonio cultural, una excelente gastronomía y un clima envidiable. Si hay algo que no me gusta es porque seguramente no será de Murcia.

No hay comentarios

Dejar respuesta