La Asociación para la Conservación de la Huerta y el Patrimonio de Murcia (Huermur), que ha recorrido los cauces de las acequias mayores de la huerta de Murcia tras el temporal de la semana pasada, ha detectado que la acequia mayor de Barreras ha sufrido graves derrumbes en el tramo del Molino del Rey y el histórico acueducto del canal de Torres.

Un acueducto, señalan, que está catalogado por su relevancia cultural junto a varios tramos de este cauce del regadío tradicional en la pedanía de Aljucer. Huermur denuncia la falta de cuidado y mantenimiento desde hace años de la acequia mayor de Barreras, uno de los dos principales cauces de riego de la Huerta de Murcia, que ha llevado a que sufra nuevos y graves derrumbes, como ha podido comprobar la entidad en una visita técnica realizada a esta milenaria acequia de la parte sur-oeste de la red Hidráulica de la huerta.

Otra de las zonas que presentan un elevado estado de derrumbes, es el tramo en torno al Molino del Rey con terrenos en las pedanías de San Ginés, Era Alta y Aljucer, que también ha sufrido graves desprendimientos, que se suman a los numerosos daños que desde 2016 viene denunciando Huermur. El colectivo conservacionista recuerda que no se ha hecho ninguna acción de restauración ni protección desde hace años en los márgenes de esta acequia, a pesar de su grave estado, con la única excepción de la retirada del entubamiento ilegal en el propio acueducto tras las reiteradas denuncias de Huermur.

Huermur indica que la caída de muros, quijeros y escombros en mitad del cauce, puede imposibilitar futuros riegos y la funcionalidad de la acequia, perjudicando a miles de regantes y huertanos que dependen de esta infraestructura. Además la entidad remarca que la vía de servicio paralela a la acequia ha sufrido también el agravamiento por varios derrumbes, quedando los quitamiedos y partes de la calzada sin sujeción alguna y literalmente en el aire.

La entidad pide que no se demoren las ayudas y actuaciones de las administraciones para reparar la red de riego tradicional de la huerta de Murcia que ha sido dañada en numerosos puntos tras las fuertes lluvias de la semana pasada, así como que las futuras reparaciones y actuaciones que se realicen sean acordes al Plan General de Ordenación Urbana de Murcia. Y además, siguiendo los recientes y acertados criterios de la Oficina de Huerta de la Concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Murcia, que indica que las reparaciones y actuaciones que se acometan en las acequias y cauces deberán ser respetuosas con el entorno, de forma tradicional evitando el uso de hormigón armado, y manteniendo la vegetación asociada del cauce sin impermeabilizarlo.

Por último, Huermur también pide que se respeten las zonas de servidumbre de las acequias, azarbes y cauces de riego de la huerta de Murcia, y que vienen fijadas en las Ordenanzas y Costumbres de la Huerta de Murcia, pues resulta fundamental su liberación para un adecuado mantenimiento, limpieza y funcionamiento de la red de riego tradicional.

No hay comentarios

Dejar respuesta