La Consejería de Fomento e Infraestructuras ha reforzado las líneas de autobús con mayor demanda de viajeros, que son las que conectan la ciudad de Murcia con Alquerías, El Raal, Espinardo, Los Ramos y Sangonera la Verde y con el municipio de Santomera (líneas 28, 30, 31 y 36), informaron fuentes de la Comunidad en una nota de prensa

Las líneas metropolitanas de Murcia y Cartagena se reactivaron el pasado mes de mayo, a excepción de las conexiones con los campus universitarios, que se restablecerán con motivo del arranque del nuevo curso académico.

En concreto, se trata de la línea 39 Campus de Espinardo-Murcia y la línea 47 Molina-Campus de Espinardo-UCAM. También se prolonga la Línea 78 Beniaján- Arrixaca-Alcantarilla-Campus de Espinardo para dar servicio a los campus de Espinardo y de la UCAM.

La directora general de Movilidad y Litoral, Marina Munuera, ha explicado que el restablecimiento de los servicios de transporte metropolitano tras las fases de confinamiento por la pandemia se ha realizado atendiendo siempre a la demanda real de los usuarios, “al ritmo que ha sido necesario y con las máximas precauciones sanitarias para evitar que los autobuses se conviertan en vectores de contagio”.

Munuera ha recordado que, “igualmente, se restablecieron las líneas interurbanas del resto de municipios, tal y como solicitaron los alcaldes”.

OCUPACIÓN MEDIA DEL 20 POR CIENTO

“La oferta de servicios en el área metropolitana de Murcia se aproxima al 70 por ciento, y es aún superior en las líneas principales y de mayor demanda”, ha indicado la directora general, quien ha destacado que “el servicio público tiene una ocupación media por debajo del 20 por ciento, lo que significa que la demanda se ha reducido un 60 por ciento respecto al año anterior”.

Munuera ha manifestado que se incrementará la oferta a medida que exista una demanda suficiente de viajeros que justifique dicha implantación, “pero no es sostenible poner autobuses para que circulen vacíos, por motivos de eficacia ambiental y funcional”.

“La prioridad del Gobierno regional es frenar la pandemia de coronavirus y dentro de ello se encuentra garantizar la seguridad en la movilidad de los ciudadanos”, ha agregado, tras concluir con un mensaje de prudencia pues el transporte “es considerado un vector potencial de transmisión del virus”.

SIN COMENTARIOS

DEJA UNA RESPUESTA