Artesanos panaderos de diversas provincias españolas ofrecieron ayer domingo una demostración y degustación gratuita de panes tradicionales, elaborados con diferentes variedades de trigo, respetando los procesos de fermentación y sin mejorantes.

Centenares de ciudadanos participaron en esta actividad, que se celebró en la plaza de San Francisco. En ella pudieron seguir las explicaciones de cómo se prepara la masa y probar las más de 250 piezas de medio kilo, de cada una de las variedades que se hornearon, como las de pan gallego, de calabaza, de algarroba y naranja, de agua de mar, de tritordeum y copos de avena y de espelta integral, además de focaccias, roscas y moñas.

Antonio G. Blanch, J. Carlos Morente y Óscar Sorribes, todos ellos de Castellón; Vicente Chaparro, de Valencia; Carlos Sesplugues, de Huesca y Pencho Otón, de Cartagena, fueron  los encargados de realizan esta demostración. Ellos conforman la asociación Despancito, organizadora del evento y que tiene como finalidad difundir la elaboración del pan de calidad a través de masas madre tradicionales de fermentación lenta.

La demostración tuvo lugar en una carpa que facilitó la Concejalía de Comercio del Ayuntamiento de Cartagena, cuya concejala, Carmen Martín del Amor también asistió.

Se desarrolló entre las diez de la mañana y las dos y media de la tarde, en que se agotaron todas las piezas.

El horno, la fermentadora y la amasadora, para que todo estuviera en su punto, fueron facilitados por la empresas Salva Industrial, de San Sebastián

No hay comentarios

Dejar respuesta