El alcalde de Murcia, José Ballesta, junto al concejal de Promoción Económica, Cultura y Programas Europeos, Jesús Pacheco, han presentado esta mañana la reformada Sala Caballerizas, tras los trabajos arqueológicos y de rehabilitación que el Ayuntamiento ha llevado a cabo, una singular muestra de arquitectura civil del siglo XVIII que se conserva en la ciudad de Murcia y que esta tarde, a las 18.00 horas, se inaugurada con una exposición de obras del escultor murciano Juan González Moreno.

“Durante los trabajos arqueológicos se descubrió la puerta que comunicaba las caballerizas con el antiguo Parador del Rey, junto al puente Viejo, desaparecido hacia la segunda década del siglo pasado.La actuación ha permitido recuperar el marco (con el dintel original de piedra) de este acceso que comunicaba ambas edificaciones, devolviéndonos un vínculo histórico con la antigua posada real”, ha desvelado el alcalde.

“Este histórico inmueble en el corazón de la ciudad se abre a todos los murcianos como Sala de Exposiciones y espacio cultural, recuperando nuestro patrimonio e integrándolo con las inquietudes artísticas y culturales de la Murcia del siglo XXI”, explicó José Ballesta.

La cultura, un sector efervescente

El director de la Real Academia de Bellas Artes Santa María de la Arrixaca, Cristóbal Belda, informó durante la presentación que “de 2015 a 2018 más de 650.000 personas han visitado alguna de las 257 exposiciones celebradas en alguno de los espacios culturales dependientes del Ayuntamiento, un periodo en el que se ha registrado un incremento superior al 35%”.

En este tiempo el Ayuntamiento ha trabajado en la creación y reforma de siete nuevos espacios expositivos: dos salas en el Ayuntamiento, Sala Caballerizas, Cuartel de Artillería, Palacio Santa Quiteria y Museo de la Sangre y LAC, que se suman al Museo de la Ciudad, Museo de la Ciencia, Los Molinos del Río, Museo Ramón Gaya, Palacio Almudí, Puertas de Castilla y Casa Museo del belén.

Un espacio abovedado con muros de arenisca

La edificación, ubicada junto al Museo Hidráulico de Los Molinos del Río, es un singular espacio diáfano abovedado con muros de arenisca. El inmueble (que fue objeto de rehabilitación en el año 1988) posee una superficie de 266 m2 y consta de seis bóvedas semiesféricas soportadas por arcos de piedra.

 Su construcción data del último cuarto del siglo XVIII y se atribuye al maestro alarife del Ayuntamiento Tomás Moncalbo. La finalización de los trabajos fue ejecutada por el maestro mayor de obras del Consejo murciano, Francisco Bolarín.

El equipo de la obra realizada ha contado con un arqueólogo y un restaurador que supervisaron los trabajos que comenzaron el pasado mes de julio, con una inversión de 171.000 euros.

La actuación integral ha incluido la reparación de uno de los arcos cuyos fragmentos de piedra se habían desprendido y su reforzamiento con varillas de acero, el aislamiento e impermeabilización de los muros, la reconstrucción de la piedras de arenisca de las pilastras interiores, la eliminación de los grafitis del exterior y la restauración integral de la fachada, entre otros trabajos.

2019, el año de los Molinos del Río

El 2019 es un año de celebración para el espacio de Molinos del Río Segura, ya que se cumplen treinta años desde la rehabilitación llevada a cabo por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg y la inauguración del Museo Hidráulico, una efeméride que coincide con la reapertura de la Sala Caballerizas para continuar ofreciendo a la ciudad y a toda la Región de Murcia un magnífico patrimonio arquitectónico.

No hay comentarios

Dejar respuesta